PARA HACER SU CONSULTA


Le atenderé personalmente
Dr. Juan Alberto Navas Benavides
MD - CIRUJANO ESPECIALISTA

EXAMEN GENERAL DE ORINA - EGO - URIANALISIS


Ahora hablaremos de los conocimientos básicos que le permitan darle importancia a un examen general de orina. Y esto, con el objetivo no de volverse un experto laboratorista, pero para los que tienen la facilidad de realizarse en su país un examen de orina sin necesidad de una prescripción u orden médica, les sea fácil decidir si consultar o no con el médico. Esto puede ayudar a que su consulta sea más provechosa y en menor número a la larga, ahorrando también tiempo y mucho dinero.
  
¿Cuándo realizar un examen general de orina ó EGO? 




En lo personal, recomiendo que se haga uno cada 6 meses, aún cuando no tenga ningún síntoma o problema urinario, al igual que un examen general de heces, los cuales no pasan de $ 10 en total en Latinoamérica. Debemos tomar en cuenta que, el análisis de orina en un laboratorio será recomendado cuando:

  • Se encuentran síntomas de infección de vías urinarias (ardor o dolor al orinar, acompañado de fiebre y dolor de espaldas, orina turbia o con mal olor).

  • La orina sale color rosada, rojiza o roja (siempre y cuando no sea mujer que esté en período menstrual).

  • Se padezca de dolor abdominal bajo, en la pelvis, sea urente (ardoroso) y continuo, acompañado de dolor o ardor al orinar.

  • Se presente fiebre (temperatura mayor a 38.5 ºC) más dolor de espalda.

  • En niños que se salgan de los valores normales de crecimiento, aún con buena alimentación (una de las causas principales en el retraso del desarrollo físico de los niños, son las infecciones urinarias asintomáticas).

  • Dolor abdominal inespecífico y que no cede.

  • Cuando se encontrare fiebre, sin otro síntoma acompañante.

¿Qué condiciones debe tener una buena muestra de orina? 




Veamos lo que debemos hacer para tomar una buena muestra de orina y porqué.

  • En un frasco seco, limpio y hermético. De preferencia provisto por el laboratorio donde se realizará el examen.
  • Idealmente, debería ser la primera orina de la mañana, pero más importante que eso es que, deben de haber pasado de 4 a 6 horas sin evacuar orina. Esto es porque en 4 horas, si hay bacterias en la orina, es el tiempo necesario para detectar sin mucha dificultad la presencia de sustancias que producen estas en una infección, también llamadas nitritos. La recomendación es particularmente de mañana porque habitualmente no nos orinamos dormidos.
  • Al tomar la muestra, debe ser del chorro de en medio. Es decir, deje caer un primer chorro, retenga, suelte el siguiente en el frasco, retenga, y luego termine de hacerlo en el sitio donde está orinando. Si la muestra es muy poca o difícil de obtener, por lo menos deben ser un equivalente a una cucharada (15 cc ó mL) suficientes para poder realizar el examen con resultados validos.
  • No deben pasar más de 30 minutos entre la toma de la muestra y la entrega al laboratorio, de lo contrario, se corre el riesgo de alteración de los resultados por descomposición de algunas sustancias en la orina.

¿Qué otras opciones para la toma de el examen hay que no sea el laboratorio?



 Las tiras reactivas para análisis de orina. Son fáciles de usar, y no requiere más que tomar en cuenta las recomendaciones previas, y las instrucciones que vienen con cada frasco. 

Estas se empapan en la orina en cuestión, o incluso, a falta de recipiente limpio, orina directamente sobre la tira, y luego se espera de uno a dos minutos hasta que las almohadillas impregnadas de orina cambien de color, para luego compararlas con las de control, y así tener los valores principales para detectar problemas en la orina. Su valor está entre los $ 25 y $ 30. Las recomiendo cuando se tienen niños o la familia es numerosa.

Desde su aspecto, hasta los pigmentos (colorantes) que le dan su color característicos, son evaluados para determinar su normalidad o alteraciones que sugieran un padecimiento de las vías urinarias, o del metabolismo (procesos químicos que el cuerpo realiza para producción de energía o de sustancias necesarias para la vida).

La cantidad mínima que habíamos mencionado anteriormente es de 15 mL (mililitros) ó cc (centímetros cúbicos), que son medidas de volumen, para una muestra adecuada. La concentración de la orina, más que la cantidad de ella es más importante, pues esta nos muestra un grado de la función renal de extracción de agua, y acúmulo de sustancias en ella. 

Le aclaro que la primera causa de disuria (mal de orín, ardor o dolor al orinar) es la deshidratación, provocando una concentración anormal de sustancias que provocan este efecto.

La densidad se manifiestas en un número de 4 dígitos, y que varía en la normalidad de 1010 a 1020. Menor a esto, significa una dilución que no es adecuada, y se puede pensar que está sacando más agua de lo normal. Mayor a este valor (1020), la orina se considera concentrada, y esto significará que hay más sustancias que se concentran en el agua de la orina. Puede presentarse en deshidratación (disminución de agua corporal), y algunos problemas de función renal.

Según el color que presenta, su normalidad o su alteración, puede sugerir enfermedades o padecimientos específicos.

  • Amarillo ámbar: Normal.
  • Roja o rojiza: Hematuria (sangre en la orina). Hay ocasiones que posterior a la colocación de complejo B, la orina se vuelve roja, debido al exceso de esta sustancia, el sobrante sale por la orina dando este color, y un olor característico de medicina.
  • Café: Mioglobinuria (mioglobina en orina, sustancia producida por la destrucción muscular).
  • Color coca cola ó de té de limón (y no es broma): Sugiere problemas a nivel de la salida de bilis hacia el intestino (cálculos en la vía biliar, obstrucción por compresión interna o externas).
  • Naranja: Habitualmente al ingerir piridium, un antiséptico urinario, su color es este.
  • Nunca he visto orina verde, azul, morada, violeta o de otro color, a menos que, cuando orine, el agua del retrete ó inodoro, tenga algún aditivo desinfectante u odorizante, con lo que con toda seguridad, la orina, al mezclarse, cambiará al color que sea la reacción química.

Su olor habitualmente no debe ser muy penetrante, y aunque si se han percibido el olor de un orinal que no tiene desagüe, su olor es penetrante y característico. Este olor es del amonio, logrado por las sales que se excretan en la orina, y que le dan sus colores característicos. 

Algunos de estos olores, pueden variar desde dulzones hasta fétidos o de mal olor, cuando hay una infección urinaria, o cuando el paciente es diabético y se excreta el exceso de glucosa por la orina (glucosuria). Tal vez, como dato histórico, los médicos del siglo 18 y 19, tal vez más atrás también, probaban la orina para degustar su sabor, con el propósito de detectar azúcar en ella. La otra manera era, verter un poco cerca de un hormiguero, y si estas se abalanzaban sobre ella, era porque contenía glucosa.

En el examen químico, es decir, lo que no se puede medir con los sentidos de manera gruesa o más fácil. Hablamos de la presencia de proteínas, glucosa, cetonas, bilirrubina, sangre oculta, urobilinógeno, Ph, células, cilindros, y cristales.



 
Proteínas en la sangre, medicamente se conoce como proteinuria. Esta se puede presentar únicamente cuando hay problemas de la función renal que provocan:

  • Inflamación de las vías urinarias.
  • Neoplasias (cáncer). NO ES LA REGLA.
  • Enfermedad de la unidad funcional del riñón, el glomérulo.
  • Fiebre.
  • Falla en la llegada de sangre al riñón (shock).
  • Hemoglobinuria o Mioglobinuria (productos de la destrucción de glóbulos rojos y músculo).

Al encontrar este hallazgo en el examen de orina, se debe de asociar con el estado clínico del paciente, o más bien, un médico debe de relacionarlo con la condición de salud en ese momento que la persona tiene. No se debe, y repito, no se debe tomar este dato aisladamente, pues generaría interpretaciones erróneas como valor único.

La presencia de glucosa (el azúcar que el cuerpo usa para producir la energía que cada momento utilizamos para la vida), se le llama glucosuria. El riñón en el caso de la glucosa, es como un vaso que tiene un límite de resorción, o borde de llenado. Normalmente esta entra en la sangre al riñón, y pasa por sus filtros y es nuevamente devuelta a la sangre, pero, con un límite que al rebasar su velocidad de resorción, pasa a formar parte de la orina, y su hallazgo sugiere un exceso de glucosa en el torrente sanguíneo. Así, habrá glucosa en la orina cuando esté presente.

  • Diabetes mellitus (trastorno metabólico provocado por la insuficiencia del páncreas de producir la insulina, sustancia que estimula a las células del cuerpo la utilización de la glucosa. O bien, la resistencia de los tejidos a utilizar la glucosa por otras razones a investigar).

  • Problemas renales de origen primario, o que se deben determinar por procedimientos invasivos para determinar su causa.

La presencia de cetonas en la orina se le conoce como cetonuria. Su presencia puede significar una de dos, un aumento en la utilización de grasas del cuerpo para producir energía, o falla en la transformación de los azúcares a energía. Así, veamos

  • Pre eclampsia o eclampsia durante el embarazo (la elevación de la presión arterial, inflamación generalizada y alteraciones del riñón y otros órganos involucrados).

  • Diabetes mellitus (en los estados de elevación de glucosa que provocan coma, y estados vegetativos. Se le conoce como cetoacidosis ó acidosis diabética).

  • Durante el ayuno (por las grasas que se están utilizando como reserva energética).

  • Durante dietas.

Bilirrubina en la orina se traduce en bilirrubinuria. Su presencia significa que durante la producción de esta sustancia en el hígado, al haber pasado hacia lo que se conoce como vía biliar, se ha dado una obstrucción en su salida al intestino. Esto provoca que se absorba y se elimine por la orina. Esta se acompaña de coloración amarilla (ictericia) de la piel, y habitualmente con una coloración pálida o blanca de las heces (acolia).

Seguimos con otro aspecto químico, el pH. La mayoría de personas se preguntan qué es esta cosa, y para qué sirve. Pues bien, le explico de la siguiente manera. 

Pensemos en un limón, sí, en un limón. ¿Qué tiene que ver?, pues todo. Cuando hablamos de un pH alto o bajo, nos referimos a la acidez o lo álcali de alguna sustancia. El pH más bajo es "1", y significa que es realmente ácido como un limón (sólo es una comparación para hacer más fácil el comprenderlo), y mientras más alto, se hace más alcalino. Como ejemplo, el agua que bebemos tiene un pH de 7, siendo este un pH neutro en relación al 1 y al 14, que es el valor más alto. Así pues, cuando decimos que la orina esta ácida, es porque tiene un valor entre 5 y 6, y cuando es alcalina, es entre 7 y 8. Su importancia clínica, pues la orina alcalina es medio de cultivo para las bacterias.

Pasemos a la última parte del examen microscópico, las células que pueden encontrarse:

  • Glóbulos rojos.

  • Glóbulos blancos.

  • Células epiteliales, ya sean descamativas, de transición o renales.

Estas pueden estar presentes en afecciones de las partes que componen el sistema urinario, y su importancia se basa en el estado clínico del paciente, y lo que el médico busca según la enfermedad en estudio.

Otras estructuras a estudiarse en la orina son los cilindros (forma que toman elementos al pasar por los tubos del glomérulo):

  • Hialinos.

  • Granulares.

  • Epiteliales.

  • Céreos.

  • Grasos.

  • Eritrocitos.

  • Leucocitos.

La presencia de uno de estos cilindros, interpreta un problema a nivel del riñón, y que debe ser evaluado por un médico.

La presencia de cristales, que son de diversas formas, es parte del análisis, y se evalúan en el sedimento de la orina, algunas veces centrifugada. Su hallazgo puede interpretarse según la condición clínica del paciente, pero en especial con la presencia de cólicos renales, que acompañados de glóbulos rojos, son muy sugestivos de la presencia de litos ó cálculos renales.

Termino ahora dándole algunos de los hallazgos en un examen general de orina que sugieren patologías específicas.

  • Infección de vías urinarias bajas (vejiga): Leucocitos, habitualmente más de 100 por campo. Nitritos positivos. Bacterias abundantes. Estearasa leucocitaria (+).Si hay sangre con dolor abajo del ombligo al centro, sugiere una cistitis hemorrágica. 

  •  Infección de vías urinarias altas (riñón): Cilindros leucocitarios y de glóbulos rojos, y los demás anteriores, con dolor en la espalda que aumenta al golpear levemente sobre las 4 últimas costillas (costo lumbar).

  • Litiasis renal o ureteral: Sangre en la orina sin período menstrual en la mujer. Dolor cólico costo lumbar bilateral o de un solo lado. Cristales de oxalato de calcio en el sedimento.

  • Daño renal por hipertensión arterial o diabetes: La presencia de proteínas, cilindros hialinos o celulares. Esto se acompaña habitualmente de una elevación en los niveles de sangre de la creatinina, debido a su no excreción por la orina por falla renal. 

¿Cómo se interpreta un examen de orina?

Puede hacer clic aquí, y le atenderé personalemente para interpretar su examen general de orina.



PARA HACER SU CONSULTA


Le atenderé personalmente
Dr. Juan Alberto Navas Benavides
MD - CIRUJANO ESPECIALISTA