PARA HACER SU CONSULTA


Le atenderé personalmente
Dr. Juan Alberto Navas Benavides
MD - CIRUJANO ESPECIALISTA

TOBILLO DOLOROSO - DOLOR DE TOBILLO, ESGUINCE Y OTRAS CAUSAS



Este problema es uno de los más comunes en los tobillos, no sólo relacionado con las mujeres y los tacones altos, sino también con las personas obesas y deportistas. El tipo de calle que transitamos, una piedra en el camino (me dijo que mi destino), un resbalón, que nos pueden ocasionar una ruptura de los ligamentos del tobillos, quedando posteriormente un dolor crónico que consiste en cualquier molestia en uno o en ambos tobillos.

El dolor en el tobillo es ocasionado más frecuentemente por un esguince en la región maleolar. Un esguince es una lesión en los ligamentos que conectan los huesos entre sí. En la mayoría de los casos de esguince del tobillo, éste se tuerce hacia adentro, causando pequeños (o totales) desgarros en los ligamentos, los cuales hacen que el tobillo se vuelva inestable. Este desgarro ocasiona inflamación, hinchazón y hematoma alrededor del tobillo, dificultando así el soporte de peso sobre la articulación. Una vez que el tobillo ha sufrido un esguince, la lesión puede tardar desde unas pocas semanas hasta muchos meses para sanar completamente. A menudo, el tobillo lesionado permanece un poco más débil y menos estable que el tobillo sano. Este problema se puede prevenir con un programa adecuado de rehabilitación (fisioterapia).

Otras estructuras del tobillo que pueden llegar a lesionarse y por lo tanto ocasionar dolor son los tendones (los cuales unen los músculos a los huesos), los cartílagos (los cuales sirven de amortiguadores a las articulaciones) y los vasos sanguíneos. Las áreas adyacentes pueden causar dolor que se siente (se le atribuye) en el tobillo; entre ellas están los pies, la parte inferior de la pierna, la rodilla e incluso la cadera.







Además de los esguinces en el tobillo y otras lesiones, el dolor de tobillo puede ser causado por artritis, gota, seudogota e infección.


La gota se presenta cuando uno produce demasiado ácido úrico (un producto de desecho en el cuerpo), el cual se deposita y forma cristales en las articulaciones, en lugar de ser excretado en la orina.

La seudogota es similar a la gota. En esta afección, el calcio se deposita en una o más de las articulaciones, causando dolor, enrojecimiento e inflamación.

 

Los tipos de artritis que pueden causar dolor de tobillo son, entre otras:

  • Artritis gotosa crónica
  • Osteoartritis
  • Artritis psoriásica
  • Artritis reumatoidea

¿Qué hacer en caso de un esguince de tobillo?

  1. Si es posible, no mueva la extremidad inferior comprometida, de no ser posible, apóyelo lo menos posible y diríjase a un centro de salud para ser evaluado por un médico.
  2. No consulte con un "sobador", ellos no son médicos, y esta es la causa más importante para el tobillo doloroso.
  3. Si hay alguien con usted, que esta persona le sirva de muleta para ser trasladada a un centro de atención o con su médico de confianza.
  4. Aplique, si está al alcance, hielo localmente, y manténgalo así hasta recibir asistencia.
  5. No se automedique.

Los cuidados en el hogar si siente dolor en el tobillo:

  1. Déjelo descansar durante algunos días y trate de NO mover el área afectada. Consulte a su médico de confianza siempre.
  2. Si el tobillo se muestra inestable, apóyelo, especialmente durante actividades que requieran soportar peso, como estar de pie o caminar. Las vendas elásticas funcionan bien en este caso y, si esto no proporciona una ayuda suficiente, podría ser necesario que un médico ordenara una férula o dispositivo ortopédico. Las muletas o un bastón pueden ayudar a liberar del peso a un tobillo lesionado o inestable.
  3. En caso de hinchazón, mantenga el pie elevado por encima del nivel del corazón, incluso mientras duerme. Aplique hielo en el área afectada inmediatamente y continúe el proceso durante 10 a 15 minutos cada hora durante el primer día y luego cada 3 a 4 horas durante 2 días más. Luego aplique calor local a partir del cuarto día.
  4. Sólo tome los medicamentos indicados por el médico, no por la abuela, tía, vecina o alguien que no sea médico.

En caso de un esguince leve, incluso después de que el dolor ha disminuido, es necesario no apoyarse en el tobillo hasta por 10 días y hasta por 5 semanas en caso de un esguince más severo. Los vendajes son importantes, pues dan estabilidad a la articulación.

Una vez que haya sanado de una manera adecuada, usted puede empezar a hacer ejercicio para fortalecer el tobillo y para evitar lesiones futuras. No comience estos ejercicios hasta que un médico le indique que se pueden empezar sin problema. Cuando el dolor y la hinchazón comiencen a disminuir, empiece a ejercitar de nuevo la articulación con suavidad. La natación seguida de ejercicios de estiramiento es buena y las caminatas se pueden adicionar luego. El ejercicio se puede hacer varias veces al día, pero NO exagere. El dolor es un mensaje del cuerpo para que suspenda.

 

Vaya al hospital o llame de inmediato al número local de emergencias (como el 911) siempre que:

  • Presenta dolor intenso cuando no está soportando peso
  • Sospecha de una fractura (la articulación parece deforme y no se puede poner ningún peso sobre la pierna)
  • Hay un sonido crujiente audible y dificultad inmediata al usar la articulación

Llame al médico siempre que:
  • La inflamación no desaparece en cuestión de 2 a 3 días
  • Tiene síntomas de infección: el área se torna roja, más dolorosa o caliente, o tiene una fiebre por encima de 100° F (38 º C).
  • El dolor no desaparece después de varias semanas

El médico realizará el examen físico, incluyendo una revisión detallada de los tobillos, y hará preguntas como las siguientes:
  • ¿Pasa el dolor de una articulación a otra?
  • ¿Es el dolor igual en ambos tobillos?
  • ¿Comenzó el dolor de forma repentina y severa?
  • ¿Comenzó el dolor siendo leve y de progresión lenta y luego empeoró?
  • ¿Desapareció el dolor de forma espontánea en menos de seis semanas?
  • ¿Se siente el tobillo caliente al tacto?
  • ¿Duele el tobillo cuando no se está apoyando sobre éste?

Los exámenes de diagnóstico que pueden realizarse son, entre otros, el siguiente: Radiografía anteroposterior (AP) y lateral (Lat.) del tobillo afectado.

Se pueden prescribir medicamentos antinflamatorios no esteroides (AINES), calzado especial o dispositivos ortopédicos y, en ocasiones, es necesaria la cirugía.

Prevenir estos episodios es importante, siguinedo las recomendaciones siguientes:

  • Baje de peso en caso de tener sobrepeso, ya que los kilos de más le agregan tensión a los tobillos.
  • Haga calentamiento antes del ejercicio. Estire los músculos y tendones que aseguran el tobillo.
  • Evite los deportes y actividades para los cuales usted no está apropiadamente acondicionado.
  • Compruebe que los zapatos ajusten bien y evite los zapatos de tacón alto.
  • Si usted es propenso al dolor del tobillo o a torcerse un tobillo durante ciertas actividades, use dispositivos ortopédicos de soporte para el tobillo, como estabilizadores de tobillo con férulas de aire laterales, vendajes ACE o soportes de amarrar en el tobillo.

Si tiene alguna duda, puede hacer clic aquí, y le atenderé personalmente.

PARA HACER SU CONSULTA


Le atenderé personalmente
Dr. Juan Alberto Navas Benavides
MD - CIRUJANO ESPECIALISTA