PARA HACER SU CONSULTA


Le atenderé personalmente
Dr. Juan Alberto Navas Benavides
MD - CIRUJANO ESPECIALISTA

FLUJO VAGINAL - INFECCIONES VAGINALES - VAGINOSIS O VAGINITIS EN LA MUJER


Las glándulas que se encuentran en la mucosa dentro de la vagina y el cuello uterino producen pequeñas cantidades de líquido y moco. Este líquido fluye fuera de la vagina cada día y lleva células viejas que han revestido la vagina. Esta es la manera que tiene el cuerpo de mantener la vagina sana y limpia, además de su medio ácido. El flujo es, por lo general, de color claro o lechoso y no tiene mal olor.

El color y el espesor del flujo cambian con el ciclo mensual. El flujo es más espeso cuando ovula, usualmente entre el día 13 al 15 de el ciclo menstrual en los períodos regulares, cuando está dando seno materno o cuando estímulo sexual durante la relación.

El flujo vaginal se refiere a las secreciones provenientes de la vagina y puede variar en:

  • Consistencia (espeso, pastoso, líquido, gruposo)
  • Color (transparente, turbio, blanco, amarillo, verde, lechoso)
  • Olor (normal, inodoro, maloliente)

Los cambios que pueden indicarnos un problema incluyen un aumento en la cantidad de flujo, un cambio en el color o en el olor del flujo, y la irritación, comezón o ardor en la vagina o alrededor de esta. A esto se le conoce como vaginitis o vaginosis. El flujo manchado con sangre cuando no está teniendo su periodo también podría ser signo de un problema. Si tiene alguno de estos signos (lo que siente), debe consultar con su médico de confianza.

También debe prestar atención a los síntomas de infecciones por hongos en forma de levadura, vaginosis bacteriana y tricomoniasis, tres infecciones que pueden provocar cambios en el flujo vaginal. Estos tipos de infección se detallan a continuación.


Signos de las infecciones por hongos:

  • Flujo blanco, similar al color del queso de cuajada ("cottage"), o requesón.
  • Hinchazón y dolor ardoroso o quemante alrededor de la vulva.
  • Comezón o picor intenso.
  • Relaciones sexuales molestas y dolorosas.

Signos de vaginosis bacteriana:
 
  • Flujo vaginal blanco, gris o amarillento.
  • Olor a pescado, que es más intenso después de las relaciones sexuales o después de lavarse con jabón.
  • Dolor tipo ardoroso.
  • Enrojecimiento leve e hinchazón de la vagina o la vulva.

Signos de la tricomoniasis:
 
  • Flujo acuoso y burbujeante, amarillento o verdoso.
  • Olor desagradable.
  • Dolor y comezón al orinar.
  • Más notorio después de los periodos.

Dos infecciones de transmisión sexual, la clamidia y la gonorrea, también pueden provocar flujo vaginal. Estas son infecciones del cuello uterino provocadas por bacterias. A veces, es posible que lo único que sienta sea el aumento del flujo vaginal. Ambas infecciones pueden recibir tratamiento con antibióticos vía oral, o intra muscular.


¿Qué puede provocar cambios en el flujo vaginal?

Los cambios pueden producirse si el equilibrio normal de las bacterias saludables (flora bacteriana normal) en la vagina se altera. Muchos factores pueden perturbar el equilibrio de una vagina normal, incluidos el lavado vaginal, los aerosoles de higiene femenina, determinados jabones o baños de burbujas, los antibióticos, la diabetes, el embarazo o las infecciones.


Las siguientes situaciones pueden aumentar la cantidad de flujo vaginal normal:

  • Estrés emocional.
  • Ovulación (la producción y liberación de un óvulo del ovario en la mitad del ciclo menstrual).
  • Embarazo.
  • Excitación sexual.

El flujo vaginal anormal puede deberse a:

  • Vaginitis atrófica (se observa en mujeres que han pasado por la menopausia y tienen niveles bajos de estrógenos, o que han sido sometidas a la extirpación quirúrgica de sus ovarios, provocando una menopausia prematura).
  • Vaginosis bacteriana: las bacterias que normalmente viven en la vagina se multiplican en forma exagerada, causando un flujo grisáceo y un olor a pescado que empeora después de una relación sexual. Esta afección por lo general no se transmite sexualmente.
  • Cáncer vaginal o de cuello uterino (rara vez es una causa de flujo excesivo)
  • Infección por Clamidia.
  • Vaginitis descamativa y liquen plano.
  • Un tampón o un objeto extraño olvidado, incluyendo porciones de preservativos masculinos o femeninos cuando se rompen.
  • Infección por Gonorrea.
  • Otras infecciones y enfermedades de transmisión sexual
  • Infección por Tricomonas (Tricomoniasis).
  • Candidiasis vaginal ó infección vaginal por hongos.

Ante la presencia de un cambio significativo de las características del flujo vaginal normal, siempre, lo indicado, es asistir a su ginecólogo para realizar los exámenes de diagnóstico necesarios para llegar a un diagnóstico preciso, que pueden ser:

  • Cultivo de secreción o flujo del cuello uterino (sólo se puede hacer en un examen bajo espéculo, o intrumento que sirve para examinar la cavidad vaginal de manera adecuada).
  • Examen de una muestra del flujo vaginal bajo el microscopio (también llamado directo de secreción o flujo vaginal).
  • Citología vaginal ó Papanicolao.
  
¿Cómo se tratan las infecciones por hongos en forma de levadura?

Las infecciones por hongos se tratan, por lo general, con un medicamento que se coloca dentro de la vagina, llamados antimicóticos, que también pueden ser tratados con médicamentos vía oral. Para saber qué medicamentos puede usar, dé clic aquí para atenderle pesonalmente.


¿Cómo se trata la vaginosis bacteriana?
La vaginosis bacteriana se trata con medicamentos antibióticos, por lo general, con medicamentos vía oral de preferencia, si hay situaciones especiales como el embarazo, pueden usarse presentaciones vaginales que no afecten de manera directa al bebé. Para saber qué medicamentos puede usar, dé clic aquí para atenderle pesonalmente.


¿Cómo se trata la tricomoniasis?
Se trata con antibióticos orales. Esta infección se detecta usualmente por el examen del flujo vaginal, de lo contrario se confunde con la infección común por bacterias. Para saber qué medicamentos puede usar, dé clic aquí para atenderle pesonalmente.


Consejos para prevenir la vaginitis

  • Después de usar el inodoro, siempre límpiese desde adelante hacia atrás.Esto ayuda a prevenir que las bacterias del área rectal lleguen a la vagina. Recomendación válida para prevenir infecciones de vías urinarias.
  • Use ropa interior de algodón durante el día. El algodón permite que el área genital "se ventile" y se mantenga relativamente seca. No use ropa interior por la noche.
  • Evite usar pantalones ajustados, pantimedias, trajes de baño, calzas para ciclismo o leotardos por períodos prolongados. estos aumentan el calor, el sudor y mantinen húmeda la zona genital, creando un ambiente propicio para infecciones bacterianas y de hongos.
  • Cambie su detergente para lavar o suavizante de tela si cree que podría estar irritando el área genital, provocando una alergía de contacto.
  • El látex en los condones y en los diafragmas, y los geles que matan los espermatozoides que se usan como métodos anticonceptivos pueden ser irritantes para algunas mujeres. Si cree que alguna de estas sustancias es un problema para usted, considere otros tipos de métodos anticonceptivos.
  • Evite los baños de tina con agua caliente.
  • Báñese o dúchese diariamente, y séquese el área genital con palmaditas.
  • No se haga lavados vaginales, amenos que sea con medicamentos indicados por su médico, y para un tratamiento por afección específica.
  • Evite los aerosoles de higiene femenina, el papel higiénico de color o perfumado, las toallas desodorantes o los tampones (o dispositivos similares), y los baños de burbujas.

Llame al médico inmediatamente si:

  • El flujo está asociado con dolor abdominal, pélvico o fiebre.
  • Ha estado expuesta a un compañero sexual con gonorrea, clamidia u otra enfermedad de transmisión sexual.
  • Tiene mucha sed o apetito, inexplicable pérdida de peso, aumento en la frecuencia urinaria o fatiga, ya que pueden ser señales de diabetes.

También llame si:

  • El flujo vaginal se presenta en una niña que no ha llegado a la pubertad.
  • Cree que el flujo puede estar relacionado con un medicamento.
  • Tiene preocupación porque pueda estar padeciendo una enfermedad de transmisión sexual o no está segura de una posible exposición.
  • Los síntomas empeoran o duran por más de una semana a pesar de las medidas de cuidados caseros.
  • Tiene ampollas u otras lesiones en la vagina o en la vulva (genitales exteriores).
  • Presenta sensación de ardor al orinar u otros síntomas urinarios, ya que se puede tener una infección urinaria.

 Si le parece, puede ver el producto electrónico relacionado a las vaginosis, que se titula "ALTO A LA VAGINOSIS BACTERIANA" Ya sea en nuestra Tiendo Online, o directamente en la página del creador de este manual en salud (clic aquí).


    PARA HACER SU CONSULTA


    Le atenderé personalmente
    Dr. Juan Alberto Navas Benavides
    MD - CIRUJANO ESPECIALISTA